La técnica del ferrocemento ha facilitado a las familias de comunidades rurales la captación y saneamiento de aguas pluviales, en condiciones donde no existe infraestructura para el consumo de agua potable o hay largas temporadas de sequía, lo cual significa un ahorro en el gasto familiar, ya que se utiliza 57% menos de material que en las cisternas convencionales, y la utilización de  pocas herramientas, hace que la técnica de ferrocemento sea accesible a una población mas amplia.

 

 

Nuestra organización inició un proyecto de desarrollo rural sustentable en varias regiones de la república incluyendo la Huasteca Potosina en 1991. En los últimos seis años el equipo local ha evolucionado a ser un actor regional independiente, y ahora somos responsables de la nueva organización y de los proyectos de la Huasteca Potosina. Hemos impulsado iniciativas con distintos actores sociales, organizaciones indígenas y campesinas, apoyando a grupos de mujeres en situación de pobreza, marginación y exclusión y colaboramos visibilizando sus expresiones y formando agentes de desarrollo sustentable.

Apoyamos iniciativas para proteger el medio ambiente, fomentar la equidad de género, promover la salud comunitaria, y la prevención y control de la contaminación del agua, del aire y del suelo y el uso adecuado y responsable de los recursos naturales que propicien una armonía con el ámbito humano.

https://www.google.com.mx/